Loading...
INICIO 2018-10-30T11:48:54+00:00

A la hora de buscaré recursos para potenciar la capacidad de un negocio, el empresario se ve abocado a realizar determinadas acciones que, pueden parecer simples por su forma, pero que pueden determinar el éxito de su emprendimiento. Tener un dominio propio en internet no es un lujo hoy en día, es casi que una obligación, especialmente si se quiere mejorar la capacidad de competir en el mercado. Sin embargo, tal como puede pasar en el proceso de construcción del nombre de una marca, la selección del dominio perfecto para tu sitio web puede ser otro dolor de cabeza mas. De hecho, a pesar de que un dominio este compuesto de elementos plenamente visibles, hay que seleccionar el porque de uno o del otro basados en criterios objetivos, y no en gustos personales o en simples corazonadas. Para realizar esta selección, es necesario conocer cada aspecto de la construcción de un dominio, y eso es precisamente el objetivo de este artículo, el poder compartir con ustedes que aspectos deben ser objeto de nuestra atención antes de desarrollar el dominio de nuestro sitio web.

Partes de un dominio que debemos reconocer

Simplificando un poco el tema, cuando revisamos un sitio en internet, accedemos a el a través de una dirección, que asocia diferentes elementos, pero que en conjunto constituyen lo que conocemos como una pagina web, o por lo menos en lo que a su titulo y enlace corresponde. Un dominio es asignado de manera exclusiva a un sitio, sin embargo, a pesar de su exclusividad, hay que procurar al máximo que este sea de fácil acceso para sus usuarios. Por ejemplo, para que el empresario pueda ver reflejados unas mejoras en sus ventas, va a requerir no solo que pueda tener un dominio propio, sino que este pueda ser fácilmente asociado en las busquedas, y por tanto, que su nombre pueda ser simple pero identificable. Vale recordar que una pagina web, es en esencia una dirección IP, y como tal para facilitar la búsqueda a los usuarios se construye un dominio que evita el tener que memorizar una IP, que ya de por si es engorroso. El otro aspecto que caracteriza a un dominio es que como esta elaborado con palabras claves para la marca, es seguro que también le genera un halo de identidad. Pero volviendo a nuestro tema, existen unas partes constitutivas de un dominio a las que hay que dedicarles atención, revisemos entonces cuales son estas partes.

1. Nombre del dominio

El nombre del dominio, es básicamente lo que identifica en texto pegado o en palabras una pagina web. Generalmente en una empresa este nombre corresponde a su propio nombre y se le añade una extensión para darle unja característica especial al nombre. A novel de dominio el nombre puede determinarse de acuerdo a tres elementos diferentes: la marca, una o unas palabras clave o una combinación de ambos.

  • El dominio de marca generalmente es el tipo de dominio que presenta muchas mas dificultades a la hora de su elección, en parte porque este debe ser original y debe representar a la marca.

  • El dominio de palabra clave permite posicionar de manera mas practica una pagina web, sin embargo, no contribuye en mucho al posicionamiento de la marca.

  • El dominio combinado, tal como su nombre lo explica, busca combinar tanto palabras claves como la marca, con lo que se busca tener efecto tanto en el posicionamiento de la pagina web como de la misma marca.

En cuanto a la registro del dominio, podríamos decir que estas determinan algunos aspectos esenciales de una pagina web como es su uso (comercial, institucional, etc), la definición del tipo de organización o su ubicación en términos geográficos.

Cada uno de estos aspectos definen como tal un dominio, saberlos conjugar es una oportunidad única a la hora de potenciar un negocio, por tanto no debemos dejar este tipo de procesos al azar y, como todos los que competen en el proceso de desarrollo de una empresa, es necesario dedicarle tiempo y esfuerzo.